No hay excusa para aprender

La educación municipal ha potenciado una política educacional que favorece el mejor aprendizaje, la calidad educativa y la integralidad en educación.


La educación pública municipal, en el último tiempo, Ha recibido una importante ayuda económica para financiar el proceso educativo, ofrecer oportunidades igualitarias para los estudiantes más vulnerables a través del plan de mejoramiento educativo, lo que permite disponer de recursos financieros que la escuela define como inversión de acuerdo a las acciones que el establecimiento define como prioritarios.

Hoy por hoy, la escuela dispone de diferentes profesionales que apoyan el proceso escolar, medios e instrumentos que colaboran en la tarea de enseñar, programas y proyectos que financian diversas iniciativas educativas que el profesor planifica para mejor resultado del proceso de enseñanza, por lo cual, el alumno no tiene excusa para aprender y el docente para enseñar.

Bajo este concepto, durante la última década, la educación municipal ha potenciado una política educacional que favorece el mejor aprendizaje, la calidad educativa y la integralidad en educación, otorgar condiciones para generar aprendizajes efectivos y relevantes, diversificar la malla curricular, disponer de medios óptimos al interior de la sala de clases, diversificar la oferta educativa y estar atentos a las necesidades de cada estudiante.

Por lo mismo, se puede señalar que no hay excusa para aprender y para enseñar, que la educación pública se encuentra en un proceso de modernización e implementación de políticas educativas de largo plazo que proponen distinguir una mejora sostenida y permanente, recibir los instrumentos técnicos y tecnológicos que faciliten la enseñanza, que el docente disponga de condiciones óptimas para desarrollar su labor profesional siempre con la asesoría de personal idóneo y calificado que se destina al quehacer escolar en aula y mantener la disposición de herramientas educativas para enfrentar la modernidad y todas sus transformaciones.

En definitiva, podemos afirmar que no existe excusa para aprender con calidad y enseñar de acuerdo a los estándares modernos de la pedagogía para crear espacios adecuados en el que los alumnos y alumnas puedan aprender.

Así mismo, los docentes reciben formación constante y perfeccionamiento en diversas áreas del conocimiento de su especialidad y formación pedagógica para mejor enseñar y educar a niños y jóvenes.

A %d blogueros les gusta esto: