Médico recomienda menores porciones durante el verano

Consumir alimentos ricos en agua para mantener tu organismo hidratado o comer a horas consistentes sin saltarse las comidas, son algunos de ellos.

El calor es una excusa para muchos desbordes, sea en alguna fiesta que nos invitaron, o bien porque las altas temperaturas están asociadas en nuestra mente a esa idea festiva y alocada que suele connotar las vacaciones y otros momentos similares de nuestras vidas. Claro que nuestro organismo siente el golpe de todos esos excesos, y el verano suele ser particularmente implacable a la hora de dejarnos saber que nos excedimos, con sudoraciones excesivas, malestares estomacales e incluso bajas de presión.

Es por esto que distintos expertos, como el médico general sénior Mohammed S. Ahmed, señala que “durante el verano es importante que la gente opte por porciones más reducidas. Esto ayuda a que el cuerpo las digiera con mayor facilidad. Con los cambios de temperatura entre noche y día, el organismo será capaz de ajustarse si las porciones son saludables y mínimas”.

Esto apuntala  la idea que cocinar comidas saludables tendrá un notorio y bienvenido impacto en nuestra salud. Preparamos un listado de las mejores formas de combatir los golpes de calor y mantener las buenas conductas alimenticias durante el verano:

  • Consume alimentos ricos en agua para mantener tu organismo hidratado. Las frutas como la sandía o las verduras como el pepino son excelentes para esto, y una ensalada, de fruta o de verduras, tendrá naturalmente un alto contenido de agua. Sin embargo, no olvides ingerir suficiente líquido también durante el día, ya que el calor del verano deshidrata y ocasiona una serie de problemas de salud, como dolores de cabeza y fatiga.
  • Come a horas consistentes y no te saltes comidas: Para mantener niveles consistentes de energía, el organismo necesita que le proporcionemos suficientes nutrientes a lo largo del día. Asegúrate de incluir proteínas y grasas saludables en cada comida. La hora en sí misma a la cual consumes una comida no importa tanto (puedes desayunar más tarde o cenar más temprano de lo que es común) pero la consistencia en esos horarios sí, pues el organismo aprende a distribuir su energía de acuerdo con la rutina si se le ofrece una.
  • Cambia los pedidos poco saludables por pedidos saludables: Puedes ordenar los ingredientes y provisiones necesarias para cocinar sano a través de PedidosYa Market, y disfrutar preparando tu propia comida para llevar junto a tu familia, por ejemplo para disfrutar de un picnic en el parque y aprovechar los días de sol. También puedes cambiar las comidas a domicilio pesadas, como hamburguesas, por opciones más saludables y refrescantes, como poké o smoothie bowls.
  • Cambia la comida chatarra por snacks saludables: Los palitos de zanahoria o pepino con hummus son un excelente snack de media tarde, que sacia el hambre y es refrescante. Un antojo de chocolate por lo general significa que nuestro cuerpo tiene necesidad de magnesio, y se puede corregir consumiendo frutos secos.
  • Elige alimentos crudos tanto como sea posible: Los alimentos crudos conservan todos sus nutrientes y propiedades, así que comerlos ligeramente aliñados con especias, con limón, vinagre, sal y un poco de aceite de oliva es la mejor manera de consumirlos y además de mantenerlos frescos en los días de calor. Una opción es cocerlos al vapor, porque es otro mecanismo que preserva lo máximo posible los nutrientes de los alimentos sin añadirles grasas adicionales.
A %d blogueros les gusta esto: