Globo que cayó en Longaví pertenecía a proyecto Google

Fin al misterio.
Revuelo provocó el artefacto que la tarde del miércoles, cayó en el sector rural Callejón el 10 – La Vitrola, al oriente de la ciudad de Longaví.


Los vecinos, intrigados con ese objeto de color blanco que se desplazaba en los cielos del sector, y que repentinamente descendió en un predio agrícola.

La intriga fue inmediata, por lo que tanto el propietario del terreno, sus vecinos y una serie de personas concurrieron al lugar con la finalidad de conocer insitu lo que había caído.

Fue así como algunos de ellos contactaron a carabineros de Reten Convento, de sector La Quinta para dar cuenta del inusual hecho, quienes concurrieron al lugar.

Muchos hablaban de un Ovni, o un satélite; la situación simplemente llamó la atención de los habitantes de la comuna.

Fue así, que algunos vecinos del lugar se contactaron con el concejal de la comuna y residente del sector de La Quinta, Robin Araya para comentarle de la situación.

“Efectivamente recibí varios llamados de vecinos, algunos desde el mismo lugar y muy preocupados; lo primero que les preguntaba era si habían lesionados o si este objeto habría generado algún tipo de daño estructural, a lo que me informaban que nada de eso habría ocurrido, por lo que les pedí que vía watshapp me enviaran algunas fotos para poder subirlas a twitter y mediante esa vía poder conocer de que se trataba y a quién pertenecía”, manifestó Araya.

Fue así como una vez puestas en la red social, las imágenes rápidamente obtuvieron ecos en distintos medios y personas; “Algunos nos indicaban que era un artefacto de meteorología de Chile, otros señalaban que podría tratarse de un proyecto de google, en fin, muchas versiones, las que se sumaban al avistamiento de un punto blanco en altura en Cauquenes y Parral en horas de la mañana de ese mismo día”. Prosiguió el concejal.

Fue así, como el Diario Las últimas Noticias, en su edición del día viernes, pone fin al misterio y señala que Google Chile, indica que el globo es parte de su proyecto Loon, él que busca otorgar internet a zonas remotas del país, indicando además, que el globo, de unos 8 kilos de peso no cayó accidentalmente, si no que fue algo que ellos programaron; manifestando además que estos tienen una vida útil de 100 días y son todos lanzados desde Nueva Zelanda, este sería el tercero que cae en Chile, los dos primeros en el norte del país.
Finalmente, serian ellos mismos los que vendrían en busca del artefacto, el que permaneció en custodia en dependencias de Reten de Carabineros Convento, en La Quinta de Longaví, poniendo fin a este comentado suceso.

Pero para Robin Araya, este tema, no pasa tan inadvertido como lo señala Google, ya que si bien y felizmente no generó ningún tipo de daños, ni lesionados; este pesado artefacto pudo haber caído en algún colegio o casa, y la historia sería distinta; “que hubiese pasado, si este globo, con paracaídas, con una pesada caja de 8 a 9 kls, y paneles solares cae en una escuela, posta o casa habitación; lo más probable que por su peso, algún tipo de daño habría generado, ya que habría resultado imposible para los lugareños manipular desde tierra su descenso. Pero bueno, si es real que ellos monitorearon y programaron su caída, nos alegramos que nada ocurriera, y esperamos que el proyecto resulte, ya que sería tremendamente beneficioso para nuestras zonas rurales y alejadas contar con señal de Internet”, Concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: