Fiestas Patrias 2020, algo especial en pandemia

Para quienes aún no asumen consciencia de las dimensiones trágicas de este evento sin precedentes solicitar practicar el amor al prójimo, amor al otro, amor al semejante que transita a nuestros lado y a quien, con certeza, podemos contagiar siendo portadores del letal virus.

Hubo muchos que les correspondió estar en solitario, lejos de sus seres queridos, otros, muchos, hospitalizados, temiendo por su vida, personas mayores tristes y abandonados, una crisis sanitaria como no se vivía hace un siglo. Fiestas patrias 2020, un algo especial en pandemia…

Creo que no podemos decaer, debemos seguir atentos a la proyección de
contagios que se suman a nivel país y en la aldea global. Para quienes aún no asumen consciencia de las dimensiones trágicas de este evento sin precedentes solicitar practicar el amor al prójimo, amor al otro, amor al semejante que transita a nuestros lado y a quien, con certeza, podemos contagiar siendo portadores del letal virus. Debemos estar organizados y pendientes de las indicaciones que entrega la autoridad sanitaria a diario para nuestro territorio; si bien, en nuestra zona, la cantidad diaria de contagios no es tan elevada, es necesario relacionar nuestra menor población como ciudad pequeña; entonces, continúa la pandemia y se debe ser responsables ante esta trágica realidad que nos corresponde vivir.

Reencontrarse en familia, valorar la convivencia social de nuestra condición humana, el compartir con el otro, cotidianamente, el construir y escribir la historia con la participación de todos, el enfrentar los desafíos sin menospreciar a nadie, el construir senderos por los cuales transitar en la alerta coronavirus 2020, vendrá un nuevo tiempo y
otras oportunidades, aprenderemos en la práctica concreta, ya nada continuará igual, nuestra sociedad se transformó de manera violenta y agresiva, ya los de mañana no seremos los mismos y seguramente, no estaremos presentes todos, por ello el cuidado y la precaución: cuidémonos bajo toda circunstancia.

Si sumamos el empeño de todos, quizás, en un tiempo no tan lejano podamos reencontrarnos y disfrutar de la compañía de nuestro prójimo, demostrar amor y servicio como valores trascendentes y universales, todo ser humano tiene derecho a la vida y la compañía, sobre todo, cuando se enfrenta la enfermedad y en particular cuando nos agrede sin misericordia el letal virus del Covid-19. Ánimo ante el tiempo por venir y
serenidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: