En Región del Maule Director Nacional INIA evaluó comportamiento de nueva variedad de arroz Digua CL

Tras reunión con gerente agrícola de Empresas Tucapel y con un productor arrocero, Pedro Bustos destacó comportamiento de la primera producción comercial de la variedad Clearfield (resistente a herbicidas).

Con la finalidad de compenetrarse de los resultados preliminares de la nueva variedad de arroz Digua CL en la zona arrocera nacional, el Director Nacional de INIA, Pedro Bustos, se entrevistó en Retiro, provincia de Linares, con el gerente agrícola de Empresas Tucapel, Alfonso Dusaillant, y con el productor arrocero y multiplicador de semilla certificada, Ignacio Villela. 

Durante los encuentros, el directivo INIA conoció de primera fuente el comportamiento de la primera variedad de arroz clearfield de Chile, caracterizada por ser resistente a herbicidas y tolerante al frío. Generada a partir de las variedades Zafiro-INIA y Puitá INTA, esta variedad de grano largo ancho, se encuentre en pleno periodo de desarrollo en su primera producción comercial, entre las provincias de Linares y San Carlos, en las regiones del Maule y Ñuble, respectivamente.

“La visita tenía como objetivo ver el comportamiento de una nueva variedad lanzada este año que es Digua CL. Es una variedad que tiene resistencia a herbicidas con lo cual la presencia del hualcacho, principal maleza del cultivo del arroz, se controla muy bien”, señaló Pedro Bustos. 

El Director Nacional de INIA sostuvo que para conocer el comportamiento de la primera variedad de arroz clearfield de Chile, era importante “compenetrarse del resultado de las siembras en el campo, de una forma comercial y no en parcelas demostrativas”, razón de su desplazamiento hasta la región del Maule. 

Respecto de estas primeras evaluaciones, Bustos indicó que del total de la superficie sembrada con la nueva variedad, “un 70% presenta muy buen comportamiento, con cultivos limpios y muy bien desarrollados”. Agregó que en algunos sectores ha habido algunos problemas, pero que éstos no han sido generados por la semilla, sino que provienen del paquete tecnológico o de las recomendaciones de uso de la semilla. “Asociado a una nueva semilla siempre hay un paquete tecnológico que se debe ir afinando”, explicó. Desde esa perspectiva, mencionó que hay algunos productores que no han tenido los resultados deseados. 

El directivo aclaró que el factor climático presentó situaciones distintas a las esperadas durante la época de crecimiento de la planta. “Hemos tenido más temperaturas que las que habíamos considerado cuando desarrollamos el paquete tecnológico y, por otra parte, con la pandemia hemos tenido algunas dificultades para hacer visitas presenciales y corregir el paquete tecnológico de mejor forma. Todo eso ha impedido, en algunos casos, llegar a tiempo para solucionar los problemas”.

En líneas generales, Pedro Bustos destacó que los agricultores están muy conformes y que esperan muy buenos rendimientos. “Tenemos cosas muy buenas y otras que tenemos que mejorar. Para saber cuáles son los problemas, hay que venir al campo y conversar con los agricultores y conocer los problemas que los aquejan. De esa manera podemos buscar las soluciones adecuadas. Estamos convencidos que la nueva variedad Digua CL va a ser un gran éxito”, concluyó.

Durante su visita a Tucapel y al predio del productor Ignacio Villela, Bustos estuvo acompañado por el Jefe Nacional de Negocios Tecnológicos de INIA, Enrique Stange, por el Director Regional de INIA Quilamapu – Raihuén, Rodrigo Avilés, y por el Encargado Zona Centro Sur Transferencia Productos Tecnológicos, Álvaro Vega.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: