Código Rojo: vivir en la calle con 40ºC

Santiago, 10.01.2019. Fotografías de voceros Fundación Hogar de Cristo. Mauricio Zorondo Bravo, Jefe de Operación Social de la provincia social de Maule (sur). AGENCIA BLACKOUT

Columna de Mauricio Zorondo, Jefe de Operación Social de Hogar de Cristo en Maule. 

La calle duele, la indiferencia más y el ardiente calor del verano vuelve esa vida aún más insoportable. ¿Alguien sabe lo que es dormir en un asfalto que quema? Cada tanto, las personas que viven en la calle salpican con agua las veredas donde están sus rucos; así enfrían el cemento calcinante, para aplacar en algo el calor y poder descansar en la noche.

Las personas que viven en la calle saben lo que es el frío, la humedad, la lluvia y hasta la nieve del invierno, pero también enfrentan los rigores del verano. Con temperaturas sobre los 30 grados, el organismo ya no se puede enfriar: la combinación de pobreza, enfermedad y calor se vuelve una mezcla peligrosa.  

El aire acondicionado es un salvavidas, pero un privilegio para pocos, sin embargo las calles son aún más calientes para los que no pueden. Nuestras ciudades maulinas, reúnen condiciones para algunos que permiten escapar del calor, pero las personas en la calle siguen siendo insoportables para quienes las habitan a diario y que les roba en promedio 10 años de salud y vitalidad.

La emergencia climática, que en nuestra región nos ha traído sequia e incendios forestales, amparados en un modelo de desarrollo depredador de los recursos naturales y de las personas que habitamos el territorio; instala nuevas realidades urgentes, por ejemplo los adultos mayores son los más vulnerables a las altas temperatura y 10 mil de ellos no cuentan con ningún dispositivo de apoyo. Según cifras del Hogar de Cristo, de una población de 12.255 personas en situación de calle, el 97% no tiene acceso a agua potable para beber. Y lo que más preocupa es la presencia de enfermedades crónicas, porque el verano hace que las personas ya en riesgo, sean aún más vulnerables. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: