Agricultores y organizaciones sociales muestran preocupación por posibles daños de la Central Peumo

El Presidente del Directorio de la JVRL, Máximo Correa, propone generar energía renovable con el agua.

Representantes de empresas y organizaciones relacionadas con el agro, como la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes (JVRL), se reunieron con la alcaldesa de Parral, Paula Retamal, para informarse del proyecto a petróleo Central Peumo, el que se construiría a cerca de 4 kilómetros del centro de la comuna.

El Presidente del Directorio de la JVRL, Máximo Correa, comentó que “hay que buscar una solución en la que podamos convivir con las nuevas tecnologías… La idea es saber qué daños produce esta Central y buscar las mejores opciones, como la generación de energía renovable con el agua, una forma más limpia.

Necesito información de los daños que pueda provocar a la comunidad en general este proyecto, lo ideal sería por medio de un nuevo estudio”. Por su parte, el proyecto Central Hidroeléctrica Embalse Bullileo posee todos los estudios y normativas solicitadas, según la Ley Medioambiental de hoy, la que podría
comenzar su construcción próximamente.

En la actividad se informaron detalles de la termoeléctrica Peumo, la que fue aprobada el 29 de mayo de 2009 por la Comisión Regional de Medioambiente.

Un año después las normativas cambiaron y los proyectos de generación eléctrica deben ser sometidos a una serie de informes y aprobaciones, no sólo del órgano estatal, sino también de las comunidades.

Así mismo, la Alcaldesa de Parral, aseguró que por el compromiso que existe con la comunidad buscará que se detenga el proyecto eléctrico y así, mantener la ciudad libre de contaminación.

La Central se ubicaría a 2 km. del Colegio Concepción, por lo que la comunidad estudiantil está preocupada y uno de sus representantes, Eduardo Cortés, dijo que “acá lo importante es que los agricultores comparten de que la Planta no debería funcionar, porque están preocupados por las emisiones contaminantes en los cultivos, lo que también provoca consecuencias para las familias de quienes trabajan ligados al agro”.

El proyecto tiene plazo hasta el 26 de enero del 2015 para empezar las obras, de no ser así, la empresa a cargo (Río Cautín), tendría que hacer un nuevo estudio para que sean aplicadas las normativas ambientales. La Central Peumo contempla 60 motores de 1.64 MW de potencia cada uno, con un total de 100 MW instalados, su funcionamiento será en base a petróleo diesel y prestará servicio como generación de respaldo para el Sistema interconectado central (SIC), cuando éste lo necesite.

A %d blogueros les gusta esto: