Reflexiones para un ardiente verano (Parte III)

null

Lamentablemente Parral no ha sido la excepción. El triste suceso del incendio en la zona de Catillo y Lomas de San Alberto ha dejado grandes pérdidas materiales, pero que felizmente no ha afectado la integridad física de personas.


El verano no da tregua. Temperaturas altísimas que se han constituido en records en los termómetros de los últimos cien años. Lamentablemente las altas temperaturas, unidas a vientos de gran velocidad, han desatado una gran cantidad de incendios focalizados principalmente en zonas forestales.

Lamentablemente Parral no ha sido la excepción. El triste suceso del incendio en la zona de Catillo y Lomas de San Alberto ha dejado grandes pérdidas materiales, pero que felizmente no ha afectado la integridad física de personas. Esto último, gracias a la oportuna acción de Carabineros, personal del Ejército, Bomberos, personal de CONAF y, fundamentalmente, por la decidida acción de la Municipalidad de Parral.

Bien por el personal municipal, dirigidos por la Sra. Alcaldesa de la Comuna. Se ha visto una tarea planificada, rápida y focalizada, destacando principalmente el espíritu anónimo con el cual se ha enfrentado esta catástrofe.

Es lo que todos esperamos, que cuando las Autoridades gestionen ayudas y acciones operativas de resguardo, procedan sin alardes ni demagogia, buscando soluciones a los urgentes problemas de vivienda que generan los siniestros de la naturaleza. Lo que no queremos es que las tragedias se farandulicen, como ha ocurrido a nivel nacional con la Televisión, la cual ha enfatizado la liviandad por sobre la solidaridad. Si hasta el Festival de la Canción de Viña del Mar se ha usado como motivo para promover este evento musical.

Y ahí tenemos a los habitantes de Los Aromos, Santa Olga, Dichato, Catillo y tantas localidades, durmiendo en carpas, pasando hambre y esperando que los millones y millones de pesos que publicitan los medios de comunicación lleguen hasta sus sectores para reconstruir sus viviendas antes que se inicien las lluvias.

En este cuadro, destacable es la acción de Instituciones y Empresas Particulares, como es el caso de “Desafío Levantemos Chile”, que en forma eficiente han iniciado la reconstrucción de los sectores afectados.

Es en estos momentos cuando viene a nuestra memoria una poderosa frase del líder sudafricano Nelson Mandela, quien planteó: “Lo más solidario es la eficiencia”. Más allá de las tragedias, el desempeño eficiente en cualquier tarea es la clave para generar condiciones adecuadas que permitan enfrentar con seguridad todo tipo de imprevistos.

Finalmente, una palabra de aliento para todos nuestros coterráneos afectados por el incendio de la semana pasada. Estamos seguros que las Autoridades locales y la Comunidad parralina seguirá solidarizando con cada una de las personas damnificadas.

A %d blogueros les gusta esto: