Obispo Camus fue homenajeado de manera póstuma en la celebración del Día de la Región del Maule

Se destacó de manera póstuma y fue el Padre Silvio Jara, Vicario de Linares, quien recibió este galvano.


En la ciudad de Talca, se llevó a cabo la conmemoración del Día de la Región del Maule, en donde se homenajeó a personajes destacados de todas las provincias de la zona, y el representante de Linares fue el Obispo Carlos Camus.

Durante la ceremonia, la máxima autoridad regional, el Intendente Hugo Veloso destacó que “nuestra prioridad como Gobierno siempre será responder a la gente, mitigar sus necesidades y acortar la brecha de inequidad social, cumpliendo con el programa de gobierno de nuestra Presidenta Michelle Bachelet”.

Homenaje a Carlos Camus
A fines de 1976 Carlos Camus fue nominado obispo de Linares, su labor como pastor se concentró en “construir iglesia”, es decir, organizar la comunidad cristiana en todos sus niveles.

La ceremonia contó con la presencia de todas las autoridades de la Región y de la Provincia de Linares, la Gobernadora Claudia Aravena y los Consejeros Regionales Rodrigo Hermosilla y Jesús Osses.

“Cuando se nos consulta por un nombre, todos lo señalamos de manera unánime, Don Carlos fue un defensor de los derechos humanos, él siempre tuvo la convicción de estar actuando con fe, luchó por los más vulnerables y necesitados de nuestro país”, manifestó la Gobernadora de Linares.

Fue el sacerdote Silvio Jara, Vicario de Linares, quien recibió este premio póstumo al recordado Obispo Camus, conocido por ser un defensor de los derechos humanos, desde que llegó en 1976 a la zona.

“Es una tremenda emoción, es como volver a estar al lado de don Carlos Camus, yo creo que él lo está mirando desde el cielo, porque el sigue vinculado a nuestra provincia de Linares, de Cauquenes, de la región, él quiso entrañablemente a esta zona, era porteño y nunca dejó de serlo, pero echó raíces en el Maule, desde que llegó el 17 de abril de 1977, casi 4 décadas estuvo con nosotros, él supo enfrentar los grandes problemas, los enfrentó con seriedad y responsabilidad, con sentido pastoral y valentía, le costó sacrificios personales, le costó el ser mal interpretado y atacado, incluso a veces ser amenazado de muerte y Dios lo mantuvo para fortuna nuestra, para fortuna de los más desvalidos, de los que no tenían voz y de todos”, agregó Silvio Jara.

A %d blogueros les gusta esto: