Más de un centenar de manifestantes exigieron justicia en Colonia Dignidad

La manifestación organizada y convocada por la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad se realizó a pocos días de cumplirse 45 años del golpe de Estado que estableció un régimen dictatorial por 17 años.


Hasta la bodega de papas de la ex Colonia Dignidad – declarada Monumento Histórico por el Consejo de Monumentos Nacionales – llegaron ayer más de un centenar de manifestantes para realizar un acto de conmemoración y homenaje a las víctimas del enclave alemán que fuera encabezado por Paul Schaffer.

Pasado el mediodía una caravana de vehículos y dos buses ingresaron al enclave que hoy opera como complejo turístico para detenerse en uno de los nueve recintos que son parte de la declaratoria de Monumento Nacional. La bodega de papas ha sido identificada como uno de los lugares donde cientos de prisioneros políticos fueron sometidos a tratos crueles y vejatorios realizados por agentes de la DINA con la colaboración y en algunos casos la participación directa de Schaffer y otros Jerarcas del enclave.

La manifestación organizada y convocada por la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad a pocos días de cumplirse 45 años del golpe de Estado que estableció un régimen dictatorial por 17 años reunió a diversas agrupaciones vinculadas a la defensa de los derechos humanos. Entre ellas la mencionada Asociación por la Memoria, la Asociación por los Derechos Humanos de Parral, la Agrupación de Campesinos Víctimas de Colonia Dignidad, la Mesa de Participación del programa PRAIS de Talcahuano-Hualpen y la organización recientemente creada por ex colonos denominada “Asociación por la Verdad, Justicia, Reparación y Dignidad”.

En su intervención Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad manifestó la necesidad de “continuar las investigaciones que han permitido encontrar las fosas donde escondieron los cuerpos de nuestros detenidos-desaparecidos, así como el lugar de las quemas, hasta determinar los nombres de cada uno de los asesinados y hacer justicia”. Por su parte Elizabeth Saldias, familiar de un detenido-desaparecido de Parral abogó por “la necesidad de terminar con el turismo en un lugar donde tantas personas sufrieron las más feroces violaciones a sus derechos humanos y donde muchos de ellos fueron asesinados”.

En la ceremonia también participó Horst Schaffrick quien en nombre de los ex colonos que han abandonado el enclave y han demandado al Estado chileno y alemán por las graves vulneraciones sufridas desde su infancia solidarizó con los familiares de detenidos-desaparecidos y ex detenidos presentes en la manifestación exigiendo “verdad, justicia y reparación para todas las víctimas, incluyendo a quienes llegamos a este lugar siendo niños y fuimos sometidos a un régimen de esclavitud por décadas”, señaló.

Finalmente el ex prisionero y médico psiquiatra Luis Pebles relató su paso por el lugar trasladado desde Concepción y sometido a brutales interrogatorios dirigidos personalmente por Schaffer y agentes de la policía secreta de Pinochet. El acto incluyó textos poéticos y canciones, así como consignas que reiteraban la necesidad de avanzar en verdad, justicia y memoria.

Finalmente los manifestantes se dirigieron al río Perquilauquén que atraviesa la hoy llamada Villa Baviera para arrojar claveles rojos en nombre de quienes perdieron la vida en dicho lugar.

A %d blogueros les gusta esto: