Longavianos y longavianas disfrutan de su renovada plaza de armas

La decisiva intervención del Serviu permitió retomar los trabajos y concluir con este espacio público, que se ha convertido en un paseo familiar y de descanso.


Satisfacción y alegría son los sentimientos que manifiestan los habitantes de la comuna de Longavi, luego que el Serviu Maule, luego de superar una serie de dificultades culminó las obras de remodelación de la Plaza de Armas de la comuna de Longaví.

Fue en agosto del año pasado cuando la constructora Bullileo se hizo cargo de retomar los trabajos de remodelación de la plaza, que entre otras obras consideró; una nueva pileta, pavimentos de baldosas y hormigón, luminarias led, escenario, obras de paisajismo, transformación de escaños y la reubicación del memorial de los detenidos desaparecidos.

“Sabemos que esta fue una obra que provocó molestia en la ciudadanía, porque las obras estuvieron paralizadas por la quiebra de la empresa anterior, pero desde Serviu teníamos claro que la remodelación de la plaza de armas de Longaví llegaría a buen término y vemos como ahora los longavianos y longavianas disfrutan de este pulmón verde para la comuna”, dijo Rafael Viguera, Delegado Provincial de Serviu Maule en Linares.

COMUNIDAD FELIZ CON SU REMODELADA PLAZA
La plaza estuvo cerrada por varios meses, debido al abandono de las obras por parte de la empresa, situación que provocó la natural preocupación entre la comunidad. Sin embargo, la decisiva intervención del Serviu permitió retomar los trabajos y concluir con este espacio público, que se ha convertido en un paseo familiar y de descanso.

Silvia Fuentealba es longaviana y todas las mañanas pasea con su nieta por la plaza, “esta bonita, preciosa, me gustó como quedó, todo está muy lindo, vengo con mi nieta a la plaza, para que ella pueda acortar más el día”.

“Mi marido viene a sentarse a la plaza, a disfrutarla, me dice que está linda la plaza, antes teníamos un puro pedacito, ahora si tenemos plaza para que los viejitos no anden sufriendo”, añadió Maria Alfaro, también longaviana.

Marta Tapia también valoró las obras, “está linda, preciosa, finalmente ahora salido todo bien, ahora dan deseos de sentarse a la plaza, antes estaba cerrado y no se podía disfrutar”.

A %d blogueros les gusta esto: