Investigador de la UTalca y Plan Económico de Emergencia del gobierno: “Ayuda que se entregará es austera, y en relación con los fundamentos macroeconómicos que tiene Chile”

Director del Centro de Investigación en Economía Aplicada de la UTalca, Carlos Villalobos, aseguró que si bien las medidas son correctas, el país tiene capacidad para un mayor endeudamiento que vaya en beneficio de los ciudadanos.

Un segundo paquete de medidas económicas producto de la emergencia sanitaria que está viviendo el país dio a conocer el Presidente de la República, Sebastián Piñera, en las últimas horas. Dichas medidas están enfocadas en dos grandes grupos de personas: familias vulnerables y trabajadores informales y micro, pequeñas y medianas empresas.

Respecto a la protección de las familias vulnerables, se estableció un fondo de US 2.000 millones para crear empleos y entregar más beneficios, ayudando así a 2,6 millones de trabajadores informales que no cuentan con contrato de trabajo y no tienen seguro de cesantía.

En cuanto a los emprendedores, pymes y empresarios podrán contar con diversas líneas de financiamientos con garantías del Estado.

Ante estas nuevas medidas, que forman parte del Plan Económico de Emergencia, el director del Centro de Investigación en Economía Aplicada de la Universidad de Talca y profesor asistente de la Facultad de Economía y Negocios de la casa de estudio maulina, Carlos Villalobos, señaló que la ayuda que se entregará “es austera” en relación con los fundamentos macroeconómicos que tiene Chile. “Tras el anuncio realicé una comparación sobre los esfuerzos que está poniendo Chile en esta materia, versus Alemania y España, y queda en evidencia son más bajos tomando en cuenta la capacidad de endeudamiento que tiene nuestro país en relación con la realidad de ambas naciones europeas”.

El investigador acotó que Alemania y España si bien son economías más grandes, tienen problemas fundamentales en cuanto a lo que es el endeudamiento público. “En Alemania, la deuda mide el 81% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que significa que más o menos los alemanes están endeudados en 38 mil dólares por persona. En España, en tanto, el endeudamiento es el 117% del PIB, lo que significa 35 mil dólares per cápita, mientras que en Chile tenemos una deuda que equivale a 3.800 dólares per cápita, es decir, tenemos un endeudamiento relativo 10 veces más pequeños”, explicó el especialista.

Ahora, si se compara cuánto cuestan los paquetes de los tres países, se desprende que Chile lanzó medidas de ayuda que llegan a los 749 dólares por persona, “es decir, se está haciendo un esfuerzo relativo si se compara con los países anteriormente señalados, ya que Alemania lanzó un paquete de ayuda que corresponde a 6.200 dólares por persona, mientras que el de España es de 4.700 dólares por persona”. Ante estos datos, dijo, podemos concluir que “Chile teniendo condiciones para endeudarse, porque tiene un endeudamiento relativo bajo, lo hace poco; mientras que otros países que tienen un endeudamiento mucho más grande son más agresivos para concretar las ayudas a sus ciudadanos”, detalló Villalobos.

El conservadurismo, en cuanto a finanzas públicas, sería, según el experto, producto de la visión ideológica del gobierno, la cual es muy apegada a balances estructurales y a los equilibrios macroeconómicos, de acuerdo con la doctrina económica que data de la década de los 70. “A la vez hay que ser justos, si Chile tiene poco endeudamiento, eso es justamente por el conservadurismo chileno, pero creo que es el momento de dejar de ser conservadores”, indicó Villalobos.

Es por esto que el docente de la Universidad de Talca, hace un llamado a ser más generosos para dar más certidumbre a las empresas y familias, ya que estamos viviendo un momento mundial complejo. “Insisto, Chile tiene poder de endeudarse, somos uno de los países de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con menor endeudamiento público, por lo que tenemos mucho espacio fiscal para endeudarnos, por lo que los esfuerzos están siendo restrictivos. Un 5 o 6% del PIB, para una crisis como esta parece ser muy pequeño, entonces todavía tenemos como miedo de gastar, pero creo que este es el momento de endeudarse”, explicó el docente de la FEN.

Otro aspecto no menor que se debe tener en cuenta, según Villalobos, es que Alemania, a diferencia de nuestro país,no está diferenciando la ayuda a las empresas según su volumen de venta, sino que depende de la antigüedad de la empresa en el mercado y según eso están ofreciendo distintas líneas de financiamiento. Ante esto, la ayuda estatal es de un 90% del crédito en las empresas pequeñas y el 80% en las empresas grandes, es decir, están ayudando más en términos relativos a las empresas pequeñas que en Chile. “Además, el sistema también toma la información de cuántos trabajadores tiene la empresa, en cambio acá se asignan recursos según ventas, por lo que no se termina ayudando a empresas que pueden tener mucho impacto social y pocas ventas, como empresas que son intensivas en mano de obra, por lo que se debiera considerar el número de trabajadores”, concluyó el director de Centro de Investigación Aplicada de la UTalca.

A %d blogueros les gusta esto: