IMAGINEMOS EL FUTURO: GRAN DESAFÍO

Somos pieza angular del tiempo nuevo que se avecina y por tal, debemos estar atentos a las variables de la evolución constante del medio en el cual habitamos.

Hoy en día, la pereza y el desánimo parece agredir a nuestras nuevas generaciones, asistimos a una sociedad facilista, creemos con certeza que todo vendrá dado por añadidura, que no importa cuánto esfuerzo dediquemos a nuestras tareas cotidianas, que la dedicación no influye en los resultados obtenidos en las tareas, que siempre se puede burlar las normas, reglas y condiciones, que se pueden lograr buenos resultados siguiendo las premisas del engaño y la traición, que no importa falsear la verdad, respetar las condiciones de las instituciones, ser fiel al sistema formador en la etapa escolar de niños y jóvenes, validar la honestidad y honradez ante los hechos contingentes del aquí y ahora, respetar la tradición y la cultura de la sociedad, ser agentes de cambio para una nueva generación que estamos educando en colegios y escuelas, que debemos ser agentes de transformación en la convivencia social de interacción entre muchos, que a la vuelta de la esquina habitan detractores de buena conducta, que somos pieza angular del tiempo nuevo que se avecina y por tal, debemos estar atentos a las variables de la evolución constante del medio en el cual habitamos.

Dejemos que las palabras hablen por nuestros sentidos de pertenencia a un mundo cada vez más complejo, organizado, metódicamente, para convivir y aprender de la experiencia de los más longevos, a escribir el norte de nuestras propuestas en el entendido de siempre avanzar hacia épocas de entendimiento y cordura, que somos los constructores de una nueva sociedad que busca valores trascendentes como la libertad, libre expresión y acuerdo ante los complejos acertijos de la convivencia social y el crédito de las buenas obras que conducen hacia el equilibrio y la armonía.

Somos espejo de nuestros actos, somos agentes de revolución y cambio, comunidades organizadas bajo el concepto de libre albedrío, medio por el cual la libertad abre caminos sin fronteras, que más allá del todo existe un ser superior que valida cada acción bajo el concepto de trascendencia absoluta del hombre después de la muerte, que aguardamos paz y quietud en una nueva existencia más allá del mundo real donde habitamos.

Debemos abrir la mente ante descubrimientos casuales, ante teorías imposibles, alcanzar la síntesis y conclusión después de estudiar las variables que gobiernas el pensamiento humano, el conocimiento y la cultura, seres en constante formación, líderes que conducen a otros para visualizar el rumbo de cada acto, compartir las experiencias, para, en la sumatoria de las partes, alcanzar el todo absoluto. Somos errantes viajeros en busca de nuevos horizontes, capitanes de un navío que pretende cruzar el océano.

Quizá mañana sea tarde, quizá el crisol del tiempo aguarde en una nebulosa, quizá más allá del presente existe la certeza y verdad, quizá la vida sea una simple ocasión de existir y mañana las puertas del cielo estén clausuradas para el hombre común. Por tal, dormir, plácidamente, nos permite estar descansados para el trabajo de un nuevo día, dispuestos a encontrar solución a los desafíos del tiempo moderno, ser agentes de cambio y renovación.

El espíritu rebelde de la juventud les invita a buscar soluciones novedosas, enfrentar los problemas y conflictos del mundo presente, investigar y descubrir; pero hay otros que se mantienen incólumes ante los desafíos, quienes no quieren buscar sabias decisiones y se permiten actuar, porfiadamente, sin empeño ni empuje, sin grandes descubrimientos en el universo inconmensurable.

Somos la generación que busca comprender el siglo XXI que nos correspondió vivir, quienes visualizaremos el mañana de los tiempos en un mundo que ni siquiera alcanzamos a imaginar. Debemos dar lo mejor de sí para encontrar grandes acuerdo y compromisos de esfuerzo y dedicación en el cotidiano hacer de cada día.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: