Habitar el sur, un privilegio

…Aquí, en Retiro, Parral, Longaví, Ñiquen, aún disfrutamos del agua potable y para riego, limpia y santificada, respiramos aire virginal, acarreamos, paz y quietud, algunos, dormimos sin sobresalto, otros, cultivamos amistad con nuestros vecinos para acompañarnos y cuidarnos, pues el temor que produce la delincuencia es evidente, habitamos distante de la urbe agobiantes, ciudades de cemento y cristal que intimida.


El hambre en el mundo es un flagelo que ataca el corazón de nuestra humanidad, niños, adultos y adultos mayores recorriendo las calles y ciudades, el campo y el despoblado en busca de un trozo de pan o un tazón leche tibia, el sobrecalentamiento global que ataca el planeta y amenaza con destruir la manera de sembrar y cosechar, la disposición de agua y el deshielo de nuestras reservas en los polos del norte y el sur. Así mismo, la destrucción de la capa de ozono, del cual, igualmente, somos directos responsable como comunidad mundial, por otra parte, las guerras, declaradas u ocultas, la invasión de la era tecnológica en las acciones de nuestros niños y jóvenes, el triunfo de las drogas y el alcoholismo, la mala distribución de la riqueza y tantos otros, nos hacen estar alerta, preocupados, temerosos y en la incertidumbre del futuro cercano y de largo plazo.

Pero, en mi sur amado, el sur más lejano de todo punto geográfico, aquí, en Retiro, Parral, Longaví, Ñiquen, aún disfrutamos del agua potable y para riego, limpia y santificada, respiramos aire virginal, acarreamos, paz y quietud, algunos, dormimos sin sobresalto, otros, cultivamos amistad con nuestros vecinos para acompañarnos y cuidarnos, pues el temor que produce la delincuencia es evidente, habitamos distante de la urbe agobiantes, ciudades de cemento y cristal que intimida.

Como digno ejemplo de tal postulado, podemos mencionar, la Fiesta de la Primavera ejecutada en Parral el recién sábado pasado, familias atentas a disfrutar su tiempo libre en un evento perfectamente planificado y con un nuevo formato, que acertó ante la gran concurrencia de público. Felicitar a todos quienes colaboraron para que esta celebración alcanzará el nivel de expectativa del público, también, a quienes trabajaron arduamente para construir (hermosos carros alegóricos) y las comparsas escoltadas por muchos niños. Nota aparte para la batucada traída de Valparaíso quien entusiasmó al público y dio un carácter más formal al desfile de carros alegóricos.

De otra manera, en Retiro, se celebró la fiesta del “chancho” un nuevo momento de relajo y sana convivencia en el sector de Santa Delfina, allí llegaron las familias, los ciudadanos de Retiro y Comuna vecinas para compartir, para estar reunidos, para demostrarnos que en el sur, aún podemos celebrar y festejar, sin sobresaltos.

Se vendrá el final del año 2015 y organizaremos el festejo, el 08 de Diciembre, para la Iglesia Católica, la celebración de la Madre de Jesús, María, a quien coronamos como Reina en su Mes Bendito y saludamos en su Inmaculada Concepción; después, Navidad, el recuerdo del niño Dios nacido en un humilde establo para enseñarnos con su ejemplo los valores trascedentes de la Religión Cristiana, fundar una Iglesia, proclamar el amor al prójimo como a nosotros mismos y ofrecer un paraíso, en el Reino de Dios, en el Cielo.

Finalmente acudimos a la celebración del Año Nuevo.

Entonces, vivir y disfrutar el sur, culminar de buena manera este año 2015 y planificar lo que se nos devenga en un futuro incierto, pero calmo en este rincón del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: