Educación Retiro: Mejora constante

Jefe DAEM Retiro, Norberto Valenzuela Troncoso: “No hay excusa para que un niño no aprenda, no hay excusa para que el alumno no asista a clase”.


Durante la última década, la educación pública ha desarrollado importantes mejoras en la administración, gestión e inversión de recursos que permiten disponer de materiales, herramientas e inversión en infraestructura que facilitan el desempeño de la escuela en todas las áreas de su competencia en el afán de implementar educación de calidad, integral y para todos los estudiantes.

Avanza el primer semestre y es necesario realizar un estudio calificado del proceso de rendimiento escolar en la educación pública municipal, que la escuela analice sus resultados académicos y de valores transversales, tarea conveniente y aconsejable, pues, en educación se obtienen resultados de largo plazo, pero al evaluar a tiempo las demandas y necesidades en el proceso de enseñanza aprendizaje, se puede proponer corregir a tiempo, disponer de estados de avances de los equipos técnicos y especialistas que colaboran en la escuela para alcanzar resultados destacados y de excelencia. Hoy por hoy, en la escuela, se suman asistentes de aula, duplas psico-social, profesionales de integración, convivencia, equipos directivos, docentes y encargados de planes y programas, todos ellos, en función de articular procesos pedagógicos y académicos de nivel y de mejor resultados sistémico.

En opinión del Jefe Daem, Norberto Valenzuela Troncoso: No hay excusa para que un niño no aprenda, no hay excusa para que el alumno no asista a clase; por tanto, invitar a los establecimientos educacionales a reflexionar en profundidad los resultados que se obtienen en las pruebas estandarizadas: Simce y PSU, mediante las cuales el nivel central (Mineduc) evalúa el desempeño de cada escuela, que ella reúne, a la fecha, una millonaria inversión, a través de diferentes vías, las cuales están direccionados a ofrecer mejores condiciones técnicas y de recursos disponible que, además la misma escuela puede definir según sus prioridades y necesidades particulares.

La escuela debe enseñar a pensar, razonar, resolver y aprender en forma significativa, tanto en la comprensión lectora como en la resolución de problemas, generar una vinculación entre enseñanza y aprendizaje: un maestro enseña a un discípulo y este tiene la obligación de aprender para prepararse a enfrentar la vida adulta con recursos, estrategias y habilidades calificadas ante una sociedad cada vez más demandante y en constante y permanente transformación en los diversos ámbitos del conocimiento, la ciencia y la cultura, lo que promueve aprendizajes efectivos y significativos para el estudiante.

A %d blogueros les gusta esto: