Demanda civil y graves denuncias contra Municipalidad de Longaví

Acusaciones. Por incumplimiento de un contrato de suministro para mantención de vehículos de la unidad municipal y los servicios traspasados de salud y educación; a lo que suma la irregular instalación de un improvisado taller de lubricentro mecánico en el patio del edificio consistorial.

Una demanda civil ante los tribunales y sendas denuncias ante los organismos fiscalizadores de Salud y Medio Ambiente, fueron interpuestas en contra de la Municipalidad de Longaví, apuntando directamente en la persona de su alcalde, Cristian Menchaca, por el incumplimiento de un contrato de suministro para mantención de vehículos de la unidad municipal y los servicios traspasados de salud y educación; a lo que suma la irregular instalación de un improvisado taller de lubricentro mecánico en el patio del edificio consistorial.

Las acciones legal y administrativas son recurridas por Manuel Francisco Santos Mosqueira, en representación de “Santos Grupo Automotriz Spa.”, empresa con la cual suscribió el contrato de mantención vehicular el municipio de Longaví en mayo de 2017 y con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2018; para lo cual el demandante es representado legalmente por los abogados Fabiola Campusano Andrade y Patricio Sarovic Urzúa.

Fue este último profesional, junto al propio afectado, quien entregó a diario La Prensa los detalles de la demanda por incumplimiento, con indemnización de perjuicios, presentada ante el Segundo Juzgado Civil de Linares; así como las denuncias oficiadas ante las secretarías ministeriales de Salud y de Medio Ambiente, respectivamente.

En lo medular la demanda civil indica textualmente que “la Ilustre Municipalidad de Longaví no dio cumplimiento con sus obligaciones contractuales, pues si bien, comenzó a enviar líneas o vehículos al Lubricentro y Taller de nuestra representada para que se efectuaran las mantenciones correspondientes, dicho envío fue mínimo, es decir, muy pocos vehículos tanto municipales, como del Dpto. de Salud y Educación, al punto de que hace más de siete meses que no envía ninguno, lo cual no sólo implicó un abierto y evidente incumplimiento contractual, sino que además, ha provocado un enorme daño económico a los actores…”.

El texto legal añade que “a raíz de estas graves e irregulares circunstancias fue que el demandante, don Manuel Francisco Santos Mosqueira (…) pudo reunirse tiempo atrás con los encargados de cada departamento municipal, esto es, Municipalidad, Salud y Educación, pero, lamentablemente no logró obtener solución alguna, pues dichos funcionarios sólo se limitaron a señalarle que por orden del Sr. Alcalde, don Cristian Menchaca Pinochet, no se enviarían más líneas o vehículos para su mantención al Lubricentro y Taller de esta última actora, sin justificación ni causa legal alguna, infringiendo abiertamente el mencionado Contrato y por ende, incurriendo en incumplimiento total de sus obligaciones emanadas de éste”, se enfatiza.

TALLER IRREGULAR
Como una segunda arista se plantean en la acción legal las graves irregularidades detectadas por el propio demandante, Manuel Francisco Santos, de las que existen testimonios fotográficos evidentes, respecto de la instalación de un artesanal taller de mantención automotriz en el patio de la Municipalidad de Longaví, el que es operado por los propios conductores de los vehículos municipales y sin contar con las mínimas condiciones técnicas y de infraestructura para su funcionamiento.

Sobre el particular en el texto de la demanda se señala que “en dependencias de la demandada, esto es, Patio Municipal, y por ende, con pleno conocimiento del Sr. Alcalde, don Cristian Menchaca Pinochet, se están realizando desde hace algún tiempo los trabajos de mantención de vehículos respecto de los cuales se llevó a cabo la Licitación Pública (…), infringiendo la demandada con dicho actuar doloso, no solo el Contrato en comento y todas aquellas obligaciones que emanan de la relación contractual, sino que además, normas de seguridad e higiene ambiental, salubridad, laborales, etc., pues, se trata de desechos y residuos altamente tóxicos que requieren un procedimiento, lugar de extracción y manejo adecuado, autorizado y previamente certificado por la autoridad administrativa correspondiente, debido al peligro que conlleva para la salud de las personas, y que implican como si fuera poco, un abastecimiento en forma “mágica”, por así decirlo, de insumos tales como aceites, filtros y otros repuestos, que conforme a la mencionada Licitación Pública, su adquisición lo más probable, es que provenga de recursos financieros contemplados en el ítem presupuestario 215.22.06.002 de la Ilustre Municipalidad de Longaví, con motivo de la adjudicación por parte de la actora de la aludida Licitación Pública I.D.4085-15-LE17”.

REQUIERE FISCALIZACIÓN
Paralelamente se está requiriendo a la autoridad sanitaria y medioambiental una fiscalización a estos hechos, considerando que en el lugar “se mantiene una fosa o pozo artesanal sin resguardo ni autorización alguna para efectuar mantenimiento de los vehículos municipales, lo cual atenta contra el propio personal municipal que realiza esta labores que no son mecánicos ni cuentan con las herramientas, maquinaria y conocimiento necesario, lo cual conlleva un peligro latente para la salud de las personas, no obstante haber ocurrido ya varios accidentes laborales, probablemente sin el conocimiento de la Mutual o de la Asociación Chilena de Seguridad”, precisa la denuncia.

Finalmente la acción legal interpuesta contra la Municipalidad de Longaví puntualiza que “como consecuencia absoluta del abierto incumplimiento contractual de la demandada, es que se derivan los siguientes daños directos e indirecto sufridos por los actores, con su correspondiente avaluación económica anticipada de aquellos, los que en su conjunto ascienden a la cantidad total de $201.786.656.- (Doscientos un millones setecientos ochenta y seis mil seiscientos cincuenta y seis pesos)”.

Por último el abogado Patricio Sarovic anticipó que también recurrirán a la Contraloría Regional del Maule, solicitando una investigación sobre el actuar del alcalde de Longaví en este caso, ya que no se descarta que haya incurrido en el delito de “Aplicación Pública Diferente”, al destinar los recursos legalmente aprobados para financiar el contrato con la empresa Santos Grupo Automotriz Spa., para la adquisición de los insumos que son utilizados en el taller que irregularmente funciona en el patio municipal.

Fuente: Longaví al Día

A %d blogueros les gusta esto: