Comuna de Linares dice “no” a las bolsas plásticas

Reducir, reutilizar y reciclar.. esas son las líneas de acción con las que se busca erradicar la utilización de las bolsas plásticas en la comuna de Linares, según explicó en un punto de prensa el jefe comunal, el alcalde Mario Meza, con el slogan “Soy Linarense y cuido el medio ambiente”.


Sin duda, para Linares es muy importante la sustentabilidad, ya que el potencial turístico de la comuna “Puerta al Sur de Chile” es superlativo, con una hermosa pre cordillera reconocida por su belleza, de aguas transparentes y vegetación impotente, la que muchos han calificado como la Patagonia perdida en el centro sur de Chile…

El objetivo de la ordenanza municipal es minimizar la utilización de bolsas plásticas –de manera paulatina- ocupando alternativas reutilizables compuestas principalmente de telas. Para lograr esta meta desde el municipio saben que es crucial generar conciencia en la comunidad y en el comercio, mostrando las ventajas del reciclaje y los daños que las bolsas plásticas causan al medio ambiente.

Respecto a la ordenanza municipal que comenzó a regir el día uno de enero, el alcalde Mario Meza comentó: “Nosotros nos reunimos con empresas del sector, no sólo cadenas nacionales, sino también comerciantes locales y de esa forma hemos definido acciones concretas para el remplazo de estas bolsas plásticas. Además, durante marzo obsequiaremos a la comunidad más de dos mil bolsas biodegradables, para que los vecinos comiencen a concientizar el uso de éstas. Éste es un trabajo mancomunado de todos los habitantes de Linares, ya que tenemos que pensar qué planeta le entregaremos a nuestros hijos. Estas líneas de acción nos refuerzan la potenciación del turismo y la identidad de Linares”.

La ordenanza fue aprobada en el concejo municipal del 30 de octubre del 2017, pero desde el 2018 comenzó a regir. Justamente, el plan de erradicación de las bolsas plásticas consta de tres etapas de difusión. La primera, principalmente en la información por parte de la municipalidad y el comercio, hasta el 30 de mayo. La segunda, se extiende por seis meses, hasta el 30 de noviembre. En este período el comercio sólo podrá entregar hasta tres bolsas plásticas por compra. En la etapa siguiente, el comercio sólo puede entregar una bolsa plástica por cliente, esto por un período de seis meses. Tras ese plazo no se entregarán bolsas plásticas.

Estadísticamente y a modo de dato, al no utilizar bolsas plásticas, un vecino se ahorraría: seis bolsas a la semana; 24, al mes; 288, al año y 22.176, durante una vida promedio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: