Chile: frenos ABS y control de estabilidad serán obligatorios en 2020

En los últimos años el tema de la seguridad automotriz ha tenido mucha presencia en el país, impulsando así su importancia y las medidas necesarias para aplicarlas correctamente en el día a día de los conductores.


Una vez más, nuestro país ha dado un paso inmenso con relación a este tema, gracias a la nueva normativa que obliga a todos los mercados del sector a comercializar vehículos livianos que cuenten con un antibloqueo de frenos y programa electrónico de estabilidad.

La noticia fue informada públicamente por el Diario Oficial, en donde se indica esta normativa que modifica el decreto número 26 de 2.000 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

La idea principal de la implementación de esta regulación es tener vehículos más seguros y por lo tanto, mayor seguridad vial. Además, permitirá aprovechar los recursos que la ejecución de la tecnología ha ofrecido al mercado en cuanto a seguridad de vehículos y conducción.

Los autos que se comercializan en la actualidad tienen un alto nivel de tecnología implementada, bien sea para otorgar mayor comodidad o facilidad de manejo a los conductores, así como también para ofrecer medidas de seguridad más personales y efectivas.

De todas maneras, esta nueva norma comenzará a tener regir el año 2020, en el caso de los frenos, y en 2021, en el caso del control de estabilidad. Para ese entonces, todos los vehículos deberán contar con estos sistemas como requisito para poder circular en el país.

En la actualidad, ambas medidas son obligatorias en otros mercados de gran importancia a nivel mundial, como en Estados Unidos y Europa, y han demostrado tener una gran efectividad en la seguridad de los conductores en las vías de tránsito.

Esto demuestra los grandes avances que está generando Chile en medidas de seguridad automotriz y cultura de manejo, con el respeto de las normas de tránsito y la aplicación de medidas de esta categoría.

“La conciencia en seguridad automotriz ha crecido considerablemente desde hace unos 5 años. Hoy en día son muchas las personas que consideran contratar un seguro automotriz o aplicar cualquier otra medida de resguardo en sus vehículos, en comparación al 2013 cuando a duras penas el 30 % de los chilenos contrataba algún seguro para autos”, comenta Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl.

¿Cómo funcionan estas medidas?
Su mecanismo de funcionamiento es bastante sencillo y efectivo para cada sistema. En el caso de los frenos ABS (Anti-Lock Breaking System) los autos poseen sensores de velocidad en las ruedas que impiden el bloqueo de una o más ruedas al momento de pisar el pedal, actuando por un intervalo corto de tiempo para reducir la presión en las pinzas.

Esto le da la oportunidad al conductor de frenar y generar otros movimientos en el vehículo con gran destreza como mecanismo de defensa ante cualquier irregularidad que pueda presentarse en el camino, como conos atravesados, animales, conductores imprudentes o incluso peatones que no respetan los semáforos.

En el caso del control de estabilidad o ESP (Electronic Stability Program), el conductor tiene la opción de frenar deliberadamente una de las cuatro ruedas del vehículo en situaciones de riesgo, gracias al uso de un computador que procesa las señales emitidas por sensores.

Cabe destacar que ambas medidas se complementan entre sí, con el propósito de generar un sistema de seguridad 100 % efectivo en las vías de conducción. Se estima que la aplicación de estas medidas en los automóviles reducirá en gran medida las posibilidades de accidentes de tránsito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.