Buenos Aires se inclinó ante Deportes Tomé

Con un arbitraje para el olvido el cuadro parralino no pudo con los oro y cielo de Tomé.


Fue un partido rudo de pierna fuerte en una cancha barrosa que no permitió desarrollar el buen futbol de Buenos Aires que a pesar de todo abrió la cuenta a los pocos minutos de iniciado el pleito a través de Felipe Tenorio, poniendo justicia en el marcador cuando solo se jugaba el minuto 5.

Pocos minutos después tras centro por la izquierda Bryan Porflidtt marcaba el segundo tanto para los Albiverdes de Parral, pero que el juez del partido a insinuación del asistente n°1 anuló por presunta posición de adelanto, que solo el vio, porque el delantero estaba perfectamente habilitado.

Se siguió bregando en busca de ampliar el marcador a pesar de la pierna fuerte que imponía el local y que el juez hacia caso omiso, hasta que al minuto 32 de la primera etapa en un balón divido que llega tarde Matias Parra golpea al jugador rival en una jugada de fútbol. El juez sin pensarlo expulsa a Matias Parra cuando a lo mucho era tarjeta amarilla.

La lucha continuó pero el partido a partir de la expulsión fue otro porque Buenos Aires perdió el control del balón en el medio terreno y donde Patricio Pinilla quedó huérfano y no pudo seguir creando el futbol de los primeros minutos.

En la segunda etapa jugó un rol relevante el juez del partido que permitió el juego brusco, la pierna amenazante, el insulto, las amenazas y donde las pelotas divididas eran para el local. A los 13 minutos cobró un dudoso penal contra el portero Agustín Araya que convirtió en gol Fidel Castillo poniendo la paridad en el marcador.
Después de eso las huestes locales adelantaron sus líneas en busca del triunfo con más fuerza y tesón que futbol asociado, apoyado eso si, por los cobros del juez del partido que no tuvo el mismo criterio para ambos elencos y no sancionó con el mismo rigor para ambos lados.

A los 30 minutos del segundo tiempo Nicolás Mejías anotó la segunda cifra tras una falla defensiva del cuadro albiverde que a esas altura estaba un poco fuera del partido. Buenos Aires siguió buscando y luchando pero no pudo encontrar la paridad y se terminó inclinado ante un rival que pone pierna fuerte y golpea demasiado con la venia de los jueces.

El próximo rival de Buenos Aires es Pilmahue de Villarrica que es gerenciado por el ex jugador profesional Cristian Montecinos. El horario y día del partido aún se está por definir.

A %d blogueros les gusta esto: