Bienvenido Registro Social de Hogares

Columna de opinión del seremi de Desarrollo Social, José Ramón Letelier, referida a la puesta en marcha del Registro Social de Hogares, sistema que reemplazó a la Ficha de Protección Social a partir del 1º enero de este año.



A partir del 1 de enero del 2016 comenzó a operar un sistema que busca ser una transformación de importancia en materia de políticas públicas. Se trata del Registro Social de Hogares (RSH), el cual se llega para reemplazar a la actual Ficha de Protección Social (FPS).

Así, atrás comienza a quedar la “Ficha”, primero CAS y luego FPS, el cual se transformó en la puerta de entrada a los diversos programa, beneficios y prestaciones que tiene el Estado, pero al mismo tiempo, también se comenzó a estigmatizar como un instrumento que genera una alta insatisfacción por parte de los chilenos y maulinos. Que era injusta, poco transparente y arbitraria, eran las principales críticas.

Debido a lo anterior, el Ministerio de Desarrollo Social lleva un largo tiempo trabajando en un sistema que la reemplace de la manera más eficaz posible. Así nace el Registro Social de Hogares y llega con una serie de novedades.

La primera de ellas es que se eliminarán los puntajes y se cambiarán por tramos. Es decir, ya no habrá un vecino que acceda a un beneficio por tener 3.000 puntos y otro que quede relegado por tener 3.001.

Otro punto relevante es que las familias ya no serán las responsables de proveer la información. Será deber del Estado recoger los datos a través de una gran base de datos que proporcionarán organismos como el Registro Civil, Servicio de Impuestos Internos, la Superintendencia de Pensiones, Isapres, Fonasa, el Ministerio de Educación, entre otros.

De esa forma cada servicio o institución del Estado podrá identificar de mejor forma a quién destinar sus programas o prestaciones, en base a los requerimientos y objetivos que estimen pertinentes, donde el Registro Social será un mejor sistema que la Ficha, al tomar una fotografía más realista de cada hogar en relación a la que entregaba la FPS.

En resumidas cuentas, contaremos con un instrumento “Más Simple”, ya que será más sencillo y con menos trámites para las familias, donde las solicitudes hacia el municipio se podrán realizar incluso a través de plataforma web (no sólo presencialmente) y además se solicitarán menos papeles de respaldo (porque parte de la información ya estará contenida en las bases de datos). Adicionalmente, el formulario de ingreso para aquellos hogares que quieren entrar al Registro, contendrá menos preguntas las ediciones anteriores. También el proceso será más rápido y estandarizado, ya que los municipios atenderán con protocolos claros y plazos definidos para responder a los usuarios.

Será “Más Moderno” porque utilizará principalmente información administrativa que provee el mismo Estado y contará con una plataforma ciudadana y municipal para hacer parte de los trámites vía web, desde donde se podrá hacer seguimiento a las solicitudes, simplificando el sistema.

También será “Más Transparente”, puesto que las familias podrán conocer su Calificación Socioeconómica (CSE), que contendrá los datos y fuentes de donde proviene la información para su cálculo. Además de cómo la oferta programática utiliza esta medición y cómo prioriza y selecciona a los beneficiarios.

Por último, el Registro Social también será “Más Justo”, ya que utilizará los ingresos con los que efectivamente cuentan los hogares y ubicará dentro del mismo tramo a las familias de similares características socioeconómicas. Por otro lado, si esas condiciones cambian, podrán actualizar, rectificar y complementar información.

Con todas estas características estamos cumpliendo con el mandato del Gobierno de nuestra Presidenta Michelle Bachelet, la cual es que nuestro país sea cada día más justo para todos los chilenos, especialmente para las familias más vulnerables.

A %d blogueros les gusta esto: