Tiempo de elecciones

No planteo votar por tal o cual, esto se realiza en la reflexión personal que cada uno determina y que se concreta de manera personal en el secreto del voto, pero si convoco a no restarse, a ser parte importante de las decisiones que asumimos al emitir nuestro sufragio.


El próximo 19 de noviembre, se realiza el proceso eleccionario de Presidentes, Senadores, Diputados y Core y por lo mismo hacemos un llamado a emitir su sufragio y ser parte activa en esta obligación ciudadana, ser parte del proceso democrático que vive nuestra nación para elegir a sus autoridades. En el último tiempo, más de 8 millones de chilenos con derecho a voto se restaron de este ejercicio ciudadano, lo cual debe ser una preocupación para los candidatos y en sus labores de terreno, deberían convocar a cada hombre y mujer con derecho a voto a asistir a los locales de votación.

Es cierto que la política está desprestigiada, que las propuestas y programa no encantan al electorado, que las acciones de muchos de los políticos en ejercicio dejan mucho que desear, que el común del ciudadano marca distancia de la convivencia política en el estado, pues nos aparecen los grandes fraudes y manejos bajo cuerda que enojan y frustran a los electores, pero, en mi modesto entender, si no asistimos a este evento eleccionario, poco o nada tenemos derecho a reclamar, pues con nuestra ausencia validamos la elección sólo con aquellos que acuden a las urnas.

No planteo votar por tal o cual, esto se realiza en la reflexión personal que cada uno determina y que se concreta de manera personal en el secreto del voto, pero si convoco a no restarse, a ser parte importante de las decisiones que asumimos al emitir nuestro sufragio, es, obviamente, una oportunidad de participación y un voto puede ser relevante al momento de elegir a tal o cual en los diferentes cargos en elección.

Qué Chile nos guastaría vivir, dónde poner los énfasis de la inversión del estado, atender aquellos problemas que se visualizan por la ciudadanía, dirigirnos al tan ansiado desarrollo, proponer necesidades evidentes en educación, salud, jubilaciones de adultos mayores, el tema del cuidado del medio ambiente, la energía limpia que podemos producir, el trato con nuestros pueblos originario, el mar y el uso de sus recursos, proponer al estado transparencia, honradez y honestidad, atender a los más necesitados y desvalidos de nuestro país, cuidar el agua, producir bajo el concepto de la sustentabilidad, detener el narcotráfico y la delincuencia. Estos y muchos otros temas deben ser la carta de navegación de los políticos que hoy se postulan para ser electos en los diferentes cargos de elección popular.

Ojalá que los programas se cumplan, que no sean sólo declaración de principios, pues el electorado quiere y anhela respuestas concretas ante aquello que les preocupa directamente, respuestas diligentes que busquen el acuerdo en beneficio del bien común.

Quizás, los motivos para no asistir a votar pueden ser determinados bajo puntos de vista reales y concretos, pero siempre es posible encantarnos para dar mayor validez a esta invitación que se extiende a todos los ciudadanos con derecho s sufragio, pues ante tal decisión, a posteriori, podemos señalar: “Yo estuve presente, yo fui parte de los acontecimientos históricos que significa elegir a nuestras autoridades”.

Todos deseamos un Chile mejor, todos aspiramos a solucionar los grandes temas que preocupan a nuestra nación y por tal, asistir a los locales de votación el 19 de noviembre, es una responsabilidad de máxima premura, no restarse; además informarse sobre aquellos candidatos que aparecerán en el voto, cuáles son sus propuestas y programas, de qué manera abordarán los conflictos que les imponga el cargo al cual postulan.

Vamos a votar, la democracia se valida en la participación, en estar presente, en emitir nuestro sufragio por aquel quien mejor representa nuestras inquietudes y preocupación, así, después, con conocimiento, de causa podremos señalar nuestro acuerdo o desacuerdo con aquellos a quienes elegimos. Vamos a votar el 19 de noviembre y a cumplir con el deber ciudadano.

Deja un comentario