Vacunación contra el Virus del Papiloma Humano

El virus del Papiloma Humano (VPH) es el mayor causante del cáncer de cuello de útero.


La aparición del cáncer de cuello uterino es más frecuente entre los 35 a 55 años. Debido a que el tiempo entre la infección por VPH y el desarrollo del cáncer es de 20 años en promedio, las personas con más riesgo de infectarse son los adolescentes y menores de 25 años. Por ello, se recomienda la vacunación a la edad más temprana posible.

Para prevenir este tipo de cáncer, el Ministerio de Salud a través de su Plan Nacional de Inmunizaciones, implementó a partir del 2014, la vacunación contra VPH en las niñas de 4to (Primera dosis) y 5to Básico (Segunda dosis) de todos los establecimientos educacionales del país.

Con el objetivo de proteger a todas las niñas que egresaran de la educación básica contra el Virus del Papiloma Humana, el año 2015 se ejecutó una campaña de puesta al día y se vacunó con una primera dosis a las niñas que cursaban 6º básico (11 años) y 7º básico (12 años), finalizando la estrategia el año 2016, donde se administró una segunda dosis en 7° y 8° año básico.


La vacuna que se administrará este año es la GARDASIL, la misma que se ha utilizado desde el año 2014. A la fecha se han aplicado más de 855.000 dosis de vacunas en el país en este grupo objetivo y con excepción del dolor pasajero en el lugar de inyección, no se presentó ningún efecto adverso de consideración, por lo que reiteramos que la vacuna es segura y obligatoria. La vacuna requiere de dos dosis, con un intervalo de tiempo de 1 año entre la primera y segunda dosis.

  • GARDASIL está aprobada para su uso en 132 países.
  • Las principales organizaciones de Salud en todo el mundo, incluyendo la OMS, los CDC, Health Canada, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Australia Therapeutic Goods Administration (TGA), entre otros, recomiendan el uso rutinario de vacunas contra el VPH.

Objetivo de la Vacunación

La vacuna contra el VPH tiene por objetivo proteger a las niñas contra el Cáncer del Cuello del Útero, que anualmente causa en Chile cerca de 600 muertes a mujeres en edad reproductiva.
Adicionalmente, la vacuna protege contra enfermedades causadas por el VPH tales como las verrugas genitales.

Hasta el año 2013, la vacuna contra el VPH la podían adquirir sólo quienes pudieran costearla. Desde el año 2014, y como parte de una política pública del Gobierno de la Presidenta Bachelet, se garantizó en Chile que todas las niñas pudieran acceder a ella en forma gratuita, dando un nuevo paso en equidad en Salud.

Lo que hacemos hoy por nuestras niñas será determinante para contribuir a asegurarles una vida más sana.