350 regantes fueron afectados por derrumbe en canales de Retiro

Yo

JVRL y Seremi de Agricultura.
Más de 1.700 hectáreas quedaron sin riego esta temporada.


Los canales Molino y Nogales (Retiro) fueron afectados durante esta temporada por dos derrumbes que se generaron al interior del acueducto, ocasionando un tapón de tierra y piedras que impidió la circulación del agua para 1.720 hectáreas, las que quedaron temporalmente sin riego y afectando a 350 regantes.

Esta situación de emergencia, llevó a que la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes (JVRL), junto a la directiva de los canales involucrados, solicitaran a la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Agricultura apoyo en la búsqueda de soluciones definitivas. Finalmente, el colapso de la mina que conducía las aguas de los canales Molino y Nogales, se buscará solucionar mediante la elaboración de proyecto y su participación en algún concurso de la Ley de riego en el marco del convenio entre el Gobierno Regional (Gore) y la Comisión Nacional de Riego (CNR), según lo expuesto por el Coordinador regional, Leonardo Sandoval.

“Estamos de acuerdo en la unificación de los canales, pero por un tema de costos es mejor hacerlo por etapas. Así es que se evaluará una solución abriendo la mina, una vez que se entreguen estudios y cifra estimativa se hará una evaluación para buscar solución a la obra. Hasta el momento, no hay presupuesto, pero sí sabemos que por un tema de costos debería repararse a tajo abierto”, concluyó el Coordinador regional de riego quien asegura que se continuará trabajando conjuntamente para mejorar el sistema antes de comenzar la próxima temporada de riego (durante septiembre).

A %d blogueros les gusta esto: